Jornadas Orgullo LGTBIQ+. Jaén.jpg

Antes de comenzar a describir el proyecto que nos ocupa, y en el que estamos invirtiendo toda nuestra ilusión, compromiso y esfuerzo, queremos matizar que para nuestra asociación, así como para las personas que la forman, no utilizamos la idea el orgullo  como movimiento para atacar o imponer dogmas que marchen al margen o supongan una postura disidente ni fuera, ni dentro del colectivo LGTBIQ+. Somos una disidencia, sí, y entendemos la disidencia como el acto de ser "parte de", disidencias para crear comunidad.

Ser.

Queremos ser la disidencia en una sociedad que aún nos ataca, haciendo un posicionamiento político respecto a las posturas colectivas y comunitarias que no nos dejan ser. Esto es para nosotras la disidencia y la postura crítica. Por lo tanto, estas jornadas  culturales de Orgullo  LGTBIQ+ : "Que suene a bóveda" son un acto político, simplemente porque somos, porque el hecho de ser una misma ya es un acto político. Es por eso que pretendemos generar un espacio de diálogo y de crítica dentro de nuestra comunidad y de la ciudad de Jaén, tan falta del posicionamiento disidente, poner sobre la mesa cuestiones que nos afectan y de las que es necesario hablar, visibilizar y debatir, todo ello a través de las Artes, en todas sus vertientes, como instrumento de transformación y de diálogo, como lenguaje y como herramienta política.
La Asociación Cultural Acción Social y Arte (AASA) presentan a la ciudad de Jaén este proyecto, no solo para la comunidad LGTBIQ+, sino para todas las personas, pues para formar comunidad y deconstruir concepciones sociales es necesario mostrar al mundo la disidencia, las realidades, las corporalidades.
Sin embargo no queremos "hacer entender", pues la gente no quiere entender lo que no le apetece entender. Para nosotras esa no es la meta, no queremos imponer, simplemente queremos situarnos en el mundo desde la cotidianidad y lo bello de la disidencia, que se visibilice para quien quiera adentrarse, sin imposiciones. No queremos imponer ni que nos impongan, simplemente respetar la individualidad de cada cuerpo, de cada identidad y de cada persona, que no es poco.
¡Ay, las cosas del querer!.
El famoso Miguel de Molina, durante una actuación en Madrid, ya en los primeros años de su persecución, fue increpado con el ya casposo: ¡Mariquita!. Él, sin embargo, no respondió desde la ofensa, sino que con orgullo dijo: Mariquita no, maricón, que suena a bóveda.
Todavía resuena el eco de ese maricón, y con estas jornadas queremos que en Jaén el mariconeo suene a bóveda, porque el ataque, cuando se apropia, pierde su ofensa y se convierte en arte. Queremos hablar de mariconeo (no entendido como la orientación homosexual, sino como un estilo de vida  e imaginario popular). Queremos apropiarnos del mariconeo y compartirlo, desde nuestra cultura, desde la cultura pop, la cultura del mariconeo, y por supuesto desde Jaén, porque Jaén también ha dado a grandes artistas, conocidos nacionalmente, Juan Gallo " La otra Lola” o el mítico Paco Clavel. Partimos del folclore andaluz, de la cultura popular, del arte y el espectáculo para generar nuestro discurso. 

¡Que suene a bóveda!

Pincha aquí para acceder al programa